Santiago a jil…

santiagoamil…o de la cultura oficial, la buena onda y la huea

(Esta columna se me ocurrió en base a otra que odiaba lo mismo… si se, no es original, pero no me hueveen, ya no duermo como la gente normal)

El verano es una mierda. El verano es la raja. Esas son las dos frases más escuchadas cuando uno anda carreteando como nunca en el año o cuando anda todo sopeado a las 4 de la tarde en el metro. No hay término medio para medir el verano, pareciera que fuera como el capitalismo, es una condena o una bendición dependiendo de que lado de la caja del banco se encuentre usted, aunque, en el verano, sería de que lado de la cordillera de la costa se encuentre.

Pero sin duda hay algo objetivamente insoportable en todo esto. Puta que me cae mal la onda de la cultura y la huea. Una huea es soportar una tropa de imbéciles en Valparaiso creyendo que los tambores son entretenidos, que bailar disfrazados de brasileños tirando patadas con patética elasticidad es algo que debería gustarnos a todos -sino somos incultos o intolerantes- y que usar dreadlocks, tener cara de marihuaneao y pantalones que parece pijamas es el nuevo uniforme oficial de la onda… de la buena onda!; si, eso es una huea soportable porque carretear en el año nuevo requiere un precio digno de pagar por la jarana desatada que uno se pega y que es la raja. Pero otra huea muy distinta es mamarse lo mismo, con el logo del gobierno, con pacos al lado, con esos mismos imbéciles pero más rubios y más cuicos, creyendo que a la gente como yo y a mis vecinos los culturizan y, lo peor de todo, tener que tolerarlos con 30° C a la sombra…

A ver, es cierto, no hay objetividad en esto… no me importa tenerla, pero con los lectores hay que ser honesto. Siempre he odiado la buena onda, no esa de tus amigos, tampoco aquella del hueon que le da el asiento a la gente en el metro o la micro. Odio la buena onda de esos hueones que tienen por cultura oficial y hegemónica y sólo en ciertos carretes la buena onda, pero se la pasan por el culo cuando se cagan a la polola o tienen que prestar sus cosas (o tienen que bañarse porque el resto no toleramos su olor tipo “el baño es burgués”). Siempre odié la buena onda de la cultura… pero hubo un rato que ese odio llegó al paroxismo y se desató, fue cuando mi ex-polola me exigía que saliéramos más, que estuviéramos más rato juntos y obviamente acepté, y, puta, me obligó a ir al festival “Santiago a mil” a mamarme una muñeca con cara de niñita mutilada por la guerra que era perseguida por un rinoceronte… mmm… si… un rinoceronte. Estaba lleno de niños -los niños son pegajosos y dicen tonteras, así que si no son familiares, no los tolero- y de cuicos con dreads que decían que esto era maravilloso y, claro, muy cultural. Putié todo el rato y podríamos decir que ese evento evidenció todo lo que estaba malo con mi ex. Bueno, desde ese día sólo odio y fuego a la cultura.

El tema es que alguien podría decir “pero filo, si no te molesta y no lo hacen cerca tuyo… allá ellos, problema de los niños bien del colegio Altamira”… NO!, no hueones… el problema es cuando el estado me dice que puedo culturizarme sólo cuando ellos lo deciden y con la cultura de franceses depresivos tapados en clonazepán, el problema es cuando ellos me dicen que está bien que la cultura y la gente se tome la calle… siempre y cuando esa gente no huela feo, no sea morena, no se vista con ropa de mall y no proteste por nada. Porque si, los mismos que te dicen que la diversidad está bien cuando sale de esos colegios donde se paga por ser rebelde -Latinoamericano, Altamira and stuff- son los mismos que mandan guanaco y artillería pesada a detener cualquier protesta, a parar cualquier marcha y a matar si es necesario a los mapuches que no se prestan para feria artesanal de la industria turística del chile neoliberal.

Es insoportable que me digan que tengo derecho a usar condón como mi máxima libertad, que todos se crean antimachistas, ecologistas, de izquierda, evolucionados, superiores y más inteligentes por mirar a 3 sacos de hueas hacer malabarismo o por ir a ver una obra que nadie entiende salvo el que la escribió, tan insufriblemente occidentales de segunda mano. Pero, claro, cuando se trata de señoras que piden derecho a la vivienda, a que no las metan en la cárcel por no tener para pagar su casa, cuando se trata de escolares de colegios con nombre de avión (y no 9 niñitas rubias y virginales del colegio Cumbres), cuando se trata de cesantes, cuando se trata de universitarios endeudados hasta lo imposible por hacerle caso al capital y querer salir de la pobreza estudiando, no, ahí la calle no se abre para nadie, ahí la cultura ya no es oficial ni rubia y hay que reprimir a los delincuentes. Por que en Chile había más posibilidades de usar la calle para lo que queramos (si hueones, para lo que queramos) en dictadura que ahora, porque en los 80 podiai marchar por la Alameda y todos entendían que así funciona el mundo, pero llegó la democracia y bueno, había que ser ordenados, modernos y europeos… a la fuerza y a palos si era necesario. Entonces apareció el orden de Europa sin los derechos de allá, andamos en autopistas modernas por las que hay que pagar una fortuna y si no andas en calles como el pico, tenemos colegios ultrademocráticos, pero sólo si tienes el suficiente dinero o sensibilidad artística, porque sino te vay a los colegios municipales tapados en narcos y profes frustrados, tenemos derecho a ocupar las calles, pero sólo para hacer las hueas que a la sor ministra le gustan, sino, hay que pedirle permiso a la intendencia (eso de pedir permiso para usar la calle sólo existe en chile). Tenemos derecho a ser diversos, plurales, tolerantes y culturales… pero pobre que se nos ocurra pedir el derecho a tener derechos.

Desde las entrañas de nuestras comunas, Volodio.

19 Comentarios

  • peregrino dice:

    Excelente, que gusto tenerte de vuelta Volodio.
    La culturalidad esta matando el accionar político en este país.

  • The Ex dice:

    Ese tipo de evento cultural de masas es lo único que permite diferenciar a los sectores “progres” de los momios hoy en día. En el resto (economía, represión) casi no se aprecian diferencias.

    Me imagino que cuando el PS chileno empezó a pajearse con Gramsci en los 80 y hablaban del rol de los intelectuales y la cultura y la hegemonía y varias hueás más ni ellos imaginaban que terminarían cayendo tan bajo. De la cultura socialista a festivales y carnavales para el huevonaje que ama a Joe Vasconcellos y usa poleras del Che.

  • karina dice:

    Esa moda de la buena onda jipienta, de izquierda, “libertaria”, ochentera noventera me cae como patà en la guata.

    me apesta ver a mis compañeros con esa pinta y hablar “ashiii cachayyyy todo el rato la kmasu buena onda todo el rato”

    bueh…

    me parecio a cierto modo este comentario de volodio.

  • patricio dice:

    – Esa moda de la buena onda jipienta, de izquierda, “libertaria” ochentera noventera –

    – “me apesta ver a mis compañeros con esa pinta y hablar “ashiii cachayyyy todo el rato la kmasu buena onda todo el rato” –

    hace mucho tiempo no me cagaba de la risa por manso tutifrutti en un mensaje…kamasu, libertarios, jipies, 90’s, 80’s jaja xD

  • punk triste dice:

    Porque tenemos esta cultura hoy en chile? La verdad es que durante la UP surgieron estos artefactos culturales, en su versión poncho de lana cruda. Los jóvenes de ese entonces, que no lograron tomarse el poder pero si crear una cultura política con dudosa genealogía andina, mantuvieron su rebeldía dentro de un Estado que de vez en cuando fruncía el ceño, pero que al poco andar los coopto como cultura oficial. El sistema político seguía siendo el mismo y Allende, un presidente de clase la política tradicional.

    Viene el golpe y los “lanas” fueron cierto bastión de resistencia (bien pasiva por lo demás), luego llego “la alegría”, y con ella los jóvenes de antaño, bigote y melena, ahora en poderosos Think Thanks o verdaderas sociedades secretas como los Mapu, tuvieron su segunda oportunidad de definir la cultura, su cultura. En cierto sentido, desde el poder, a través de su aparato propagandistico se rinden a si mismos homenajes, pese a que fueron los que perdieron, los que nos heredaron una dictadura, que nos dicen que pinocho era el malo y ellos se hacen los hueones. Y lo peor, las nuevas generaciones los reproducen tal cual como eran. Es increíble la capacidad de reproducción de los jipis (sobre todos en su versión comunista), estéticamente son inmortales y atemporales.

    Y claro todo ese espectáculo circense (que estéticamente es muy similar a algunas variantes punks contemporáneas, pro-animalistas, medias pokemonas, emo-cores, y otros ) es una especie de reciclaje postmoderno del jipismo. Algo similar les paso a los metaleros ( a los verdaderos, los del rockshop, no a los posser!!), que primeros fueron fagocitados por el death metal y luego por el agro metal. Inclusive se produjo un hibrido mutante, que gracias a las cercanías estéticas fue posible: el jipi-metalero. Claro, no era tan difícil, lo dos eran chascones, el jeans era parte del uniforme y si las poleras eran de led zepellin, deep purple, metálica, megadeath o motorhead, no había problema, total “igual la vacilamoh” (véase canción de dorso en disco big mountain aventura)

    Lo cierto es que esa es la cultura política de la izquierda sudaka. Por ahí me van a responder que en Washington existen un par de colectivos marxistas más fieles a marx, o en su defecto a Benjamin o Adorno, que plantean todo lo contrario. Verdad. Pero en su mayoría no es así. (La eterna paradoja con que engrupe Carlos Pérez, que las prácticas se han alejado de la “verdadera teoría” y por eso han sido como son. En lo personal, me quedo con lo que veo y a eso le doy el carácter de realidad, no a lo que debería ser, según un articulo poco conocido de marx que por ahí publicó en algún periódico de su primera etapa, o un capitulo inédito del capital que solo los “verdaderos marxistas” conocen). Nuestra “revolución en libertad” con empanadas y vino tinto, cerró sus fronteras al 68 francés o a los movimientos de la izquierda radical norteamericana, todos IMPERIALISTAS compañero!.

    Y Aquí estamos nosotros cagaos, los que ya no nos acostumbramos, que detestamos la cumbia en todas sus versiones, que siempre nos cargo bailar y ya es demasiado tarde para empezar y no estamos dispuestos tampoco a hacerlo. Y que el atuendo punk que antes le advertía a la gente que todo eso nos parecía una mierda, ya es comida para las polillas. Los tatuajes siguen ahí, pero en mi caso, por desgracia.

    Ya no tenemos los viejos bares, las bandas que nos hacían alucinar, la pandilla que solía ser una extensión de la familia (cuando no la familia misma) y, dependiendo del sector donde vivieras, un seguro de vida.

    Bien por Violeta Parra, Víctor Jara, Illapu y Quilapayun, pero cuando estos se convirtieron en cultura oficial (no quiero decir hegemónica para que no me hueven) nos cagaron nuestra oportunidad, luego de mamarnos a pinocho por 10 años (algunos por más), de crear una cultura alternativa a la de nuestros padres y abuelos y que por mala cuea se sigue reproduciendo.

    En cambio tuvimos “la movida independiente” una especie de transformismo político que una manga de bandas que auto-producían sus discos (todos mencionados en un videoclip taquillero, a mi parecer maldito) terminó por aplastar lo poco que quedaba de punk en la UTI.

    Por algo el punk no tuvo continuidad generacional, no se proyecto, los gueones viejos y amargaos nos alejamos y los adolescentes nos arrebataron el espacio que no supimos mantener. Quedan por ahí un par de reductos en la calla santa Isabel que permite encontrarse ( y valla que da gusto) con los viejos, con aquellos que no nos gusta mucho compartir con los más jóvenes. Eso es todo lo que queda. Algunos recuerdos borrosos por exceso de ron silver, grapa con jugo, vino planella (en bolsa espacial), vino con melón. Exceso de paragua (que en una época fue más apreciado que el cogollo y más caro, bueno no todo tiempo pasado fue mejor). Uno que otro tonaril, las católicas, cidrines, floripondio (porque no), etc, etc……..

    eramos pal pico, pero más felices………

  • punk triste dice:

    bien volodio………

    atte

    FDS

  • Omertá dice:

    Muy buen texto…felicitaciones….ojala algún día puedas escribir también sobre los punkys rancios que se “autogestionan” machateando en la calle…como que en valpo hubo un resurgimiento de este tipo de weones que chupan todo el dia baltica a costillas de la señora humilde que por miedo a que le hagan algo les pasa 100 pesos…

  • katz dice:

    muy buen texto!!
    (puta que apestan esos punkys!)

  • Bastian SB dice:

    salgamos y rayemos todo conchetumare.

  • punk triste dice:

    Omerta y Katz:

    Estoy en parte de acuerdo con ustedes, en otras latitudes una porción importante de punks son los nuevos vagabundos, viven de la limosna y crían perros, de hecho ya ni escuchan música punk, en muchos casos prefieren variantes de música electrónica. Los skinheads, según lo que he visto, tienen una presencia política mucho más relevante (en colectivos, sindicatos) y algunos reductos de punks inteligentes (no todos son gueones) o con más suerte (la historia del sujeto es importante para saber porque se convirtió en eso).

    Aun así a mi me interesa más comprender que condenar. El punk tiene un germen de autodestrucción que en algunos casos saca lo peor de los sujetos, en otros no, en mi caso- que fui uno de los pocos que se salvaron-, tuve la mala suerte de ver como se descomponían las vidas de muchos amigos de la infancia para hoy día ser micro-traficantes, ladrones, alcoholicos…etc. a eso súmale varios hijos por ahí y por allá.

    Hay y hubo de todo..

  • juanito sangre dice:

    ta bueno , no se si alguien pensara lo mismo pero creo que la postura de webiar por webiar es lo unico que nos va quedando.

  • escrotum culturalis fanclub dice:

    Ahí esta todo: “tuvieron su segunda oportunidad de definir la cultura, su cultura.”

    eso:
    “definir la cultura, su cultura.”

    “Viene el golpe y los “lanas” fueron cierto bastión de resistencia (bien pasiva por lo demás), luego llego “la alegría”, y con ella los jóvenes de antaño, bigote y melena, ahora en poderosos Think Thanks o verdaderas sociedades secretas como los Mapu, tuvieron su segunda oportunidad de definir la cultura, su cultura. En cierto sentido, desde el poder, a través de su aparato propagandistico se rinden a si mismos homenajes, pese a que fueron los que perdieron, los que nos heredaron una dictadura, que nos dicen que pinocho era el malo y ellos se hacen los hueones. Y lo peor, las nuevas generaciones los reproducen tal cual como eran. Es increíble la capacidad de reproducción de los jipis (sobre todos en su versión comunista), estéticamente son inmortales y atemporales.

    difundalo

    muchos de ellos son vecinosy familares con los derechechistas, desde la formación de la república y desde que el medio pelaje ascendio en el siglo XX y egendro la milanesa de lo que es la clase política de hoy, cinicos perpetuados.

    los que estan inscritos no voten o anulen el voto cin un candidato mula o paria, que también son sus amigos.

    Ubiera sido una agran putada si saliera de presindente el tipo carcass, que tiene plata pero que no se reprocuce en ese charco estancado, o un biafra del pueblo.

    Si ubuera seguido el tipo anterior la carrera presidencial o lo suman a las huestes endogamicas o hacen como en méxico, se lo chichan de un tunazo, y en la cloacas de la inteligencia policiaca militar hacen nata los perpetuadores.

    Con Piñera la cultura va ser entretenida

  • natalia dice:

    Buen Texto! Adorable modo de hacer resurgir la rabia! Nos están cagando..

  • pleasediexxx dice:

    muy bueno, coincido en casi todo,
    me apunto en el fanclub de volodio.

  • Charly dice:

    buena columna de volodio, las puntuaciones me confunden un poco pero no me interesa caer en la voga de recriminar ese tipo de cosas sin relevancia.

    Punk Triste tambien se anota con 4 puntos buenos ahahahaha, me pareció acertadisimo su analisis.

    Saludos!.

  • Tomas Leal dice:

    Realmente me sorprende que alguien pueda pensar de manera tan similar a mi con respecto a la “cultura” del malabar y de los brasileños de a peso.

    Y si, es cierto, durante la dictadura se corrian muchos mas riesgos pero el tomarse las calles tenia mas significado que ahora.

    Actualmente, esta democracia basada en concensos y en “estemos tranquilitos, evitemos todo tipo de conflicto… no queremos que nos pase lo de antes, ¿verdad?”, pregona libertad y alegria a los cuatro vientos pero reprime cualquier libertad y alegria que plantee cualquier desacuerdo con SU modelo de libertad y alegria.

    Otro mas que se saca el sombrero y se apunta al fanclub de Volodio.

  • fatxunited dice:

    deberian agregar a volodio y a punk triste a la gente zarpada category.

  • blood dice:

    wena volodio, buen texto, y punk triste también dio en el clavo…muchos cercanos que vivieron el punk a lo largo de sus vidas no se como mierda estan metoidos en tantos dramas y turbiedades extremas…en fin.

  • pato. dice:

    el texto ta exelente…
    devo a aceptar q a veces mis animos decaen..
    y me e pasao a infectar por ciertas actitudes q repudio….
    (bailar y la wea onda kamasu…y la weaaa..)
    pero son muy pokas…y creo q pasa pq hasta asta el punk, y el
    ser libertario y casi todo se ha vendido… tamos vendidos…
    el maldito capitalismo nos ataco directo… nuestra fomra de vida.. nuestro “patron de comportamiento es una moda….yo no soy punk.. por lo mismo.. el punk ya fue….hoy es solo musica… y weno en las calles no es mas q una actitud fotocopia… de lo q se vende.
    una actitud rebelde.. donde todos son iguales(me refiero q son clones qliaos… no a q sean equivalentes..pq no lo logran..)son un pakete de mechas de clavo..cadenas,parches,pantalone apretaitos, y con actitud de niño malo.. o porfiato.. q en relidad es solo una mascara.. pa ser alguienen su grupo social donde se mueven…
    pa no qedar en meno…
    el punk de antes ya no existe punk is dead…. lo unico q nos qeda es nuestra verdadera actitud,nuestras ganas(podridas y maltratadas..) y seguir pensando y actuando por nosotros mismos.. movernos rapido.. pa q el loko ritmo de la moda no nos haga caer en sus falsos”q bonito wena onda..” y pasarlo “bien” mientras otros mueren , sufren… y nisikiera tienen la posibilidad de ser “PUNK”.

    me gusto la volaaa y la del loko PUNK TRISTE IWAL…..
    pq dice muxa verdad… y estoy de acuerdo sobre todo en eso de los pro-animalistas…pq yo lo soy..pero me parece q los de verda siempre nos vamo qedando solos….el resto se cambia de “IDEOLOGIA” como se cambia lo cansoncillo…todo por ser un personaje mas en el circo de la moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *