Entrevista: Viejo En Bici – Punk desde otro puerto | Parte 2

Viejo en Bici Por Dennise Nuñez Silva

Viejo en Bici Por Dennise Nuñez Silva

6) Siempre se habla de hacer bien al mundo, de que el mundo puede ser un lugar mejor, pero a veces hay que comenzar desde nuestras comunidades artísticas. Según esto, que mejorarían dentro de la comunidad hardcore punk en Chile?
Julio: Primero habría que imaginar que dicha comunidad posee tal potencial. De ser así, creo que nada es posible si no se piensa desde la transformación; la transformación desde la crítica. En ese sentido, creo que “la comunidad hardcore- punk” no es nada de crítica. Es fácil copiar y calcar un nuevo estilo dentro del hardcore, reproducir tendencias, gestos y actitudes para luego volver a casa y sentir que la amistad gestada en estos espacios es lo suficientemente subversiva. El hardcore punk es otro rincón del capitalismo, allá dónde consumimos de otra manera. El “hazlo tú mismo”, en lo concreto, se puede asemejar a alguna iniciativa de emprendimiento si no se le otorga significado político. Así, al capitalismo, al orden social en su conjunto, a las jerarquías y a la autoridad nada le preocupa lo que un colectivo “artístico” contestatario pueda hacer. La cuestión, por tanto, no va dentro del hardcore, sino fuera. Una vía es la política, pero para eso se trabaja, la comunidad politizada sólo puede emerger desde la conciencia de sus límites. De esa manera, la comunidad hardcore punk debiera asumir los límites de su accionar. Asumir que sus gestos en un escenario neoliberal como este son bastante acotados. La transformación no está en la escena, insisto, sino en el mundo, allá donde circulan las personas que no escuchando necesariamente esta música.

Viejo en Bici Por Dennise Nuñez Silva

Viejo en Bici Por Dennise Nuñez Silva

7) El Punk puede cambiar el estado actual del mundo?
Julio: ¿Pretendió hacerlo alguna vez?

Pato: Yo no creo. El punk no es más que otra subcultura, y como todas las subculturas trae consigo los fetiches y los límites que lo hacen muchas veces funcional al sistema, generando formas alternativas de consumo que se ajustan fácilmente al esquema mercantil de este mundo, creando incluso nuevos mercadeos varios, desde objetos hasta formas de ser. Aun asi, tiene la capacidad de filtrar muchos contenidos críticos duros que a veces transforman las mentes de algunas personas, y eso me parece súper positivo (esto cuando no influye de manera negativa a través de la sobreideologización, el nihilismo, el pesimismo, el derrotismo, la apatía, etc.) Casi siempre termina en estilos de vida, que casi siempre son nuevas ideologías.

8) ¿Qué proyectos tienen para el futuro cercano y lejano?
Pato: No future por ahora, jajá. Terminar el cassette, y unos temas sueltos que tenemos y sacarlos en un Ep. Eso por ahora.

9) Cuál ha sido la mejor tocata que han tenido hasta ahora?
P: A mí me gusta una en Melipilla, donde el gato andaba con unas antiparras de construcción, y viajamos con varios amigos más, tocamos súper mal, pero después vi el video y me gusto, salimos contentos.

G: Difícil pregunta, han habido varias. Fue buena una del verano antepasado que tocamos con Desperfecto en la casa la Tijereta y vacilamos muy perfect, con shorts cortos y vacilando el skate, de hecho terminamos haciendo un carrete bailable con música ochentera y cada uno hacía un paso distinto que el otro, como en un concurso jajaja. Buenos momentos.

10) Que los motiva a tocar?
J: Nos conocemos, sabemos en lo que andamos y pese a hacemos cosas distintas en esta vida, compartimos el gusto por el hardcore punk ¿por qué no hacerlo?
P: Somos todos amigos hace más de 10 años. Afinidad musical extrema, nos entendemos caleta tocando y compartiendo juntos. Me motiva mucho tocar con personas tan bacanes. Bacile. Hacer cosas juntos. Tirar la talla. Odiar. Tomar once después de ensayar.
G: Conozco a los cabros hace demasiado rato y compartimos N cosas, desde el gusto musical (aparte del hardcore punk) hasta el skate, ideas, paseos y momentos bacanes. Quiero caleta a los chiquillos y cuando tocamos es como un sueño porque siempre hemos querido hacer una banda punk antigua y nos resultó, no hemos parado y nos seguimos juntando siempre que tenemos tiempo. Eso y las ganas de lograr un tinguirínguirin antiguo.

11) Un disco y un libro que crees que todo el mundo debería escuchar leer y porque?

La Polla Records - Revolución

La Polla Records – Revolución

P: Disco: La polla records  “Revolución” por sus letras llenas de contenido e ironía, y ese sonido que tiene, es hasta ambiental, a veces suena como un día al aire libre, otras como un día al interior de una fábrica.
Libro: “Fahreiheit 451” Ray Bradbury: por que es un clásico de la distopía en un mundo que cada vez se parece mas a eso.

G: Un disco que recomiendo es el “Hear nothing, see nothing, say nothing” de Discharge. Me gusta ese disco por los contenidos y lo directo de las letras con crítica social, tirando el rollo con todo; hasta el sonido te hace pensar que estás en una guerra química, o en una protesta, o en una moto a 200 kms/h. Tiene mucha energía y encuentro que en ese disco muestran cómo aguantar el punk, o hacer cortes bacanes.
Libro: “Más allá del bien y el mal” de Nietzsche, creo que te da buenos indicios para trabajar temáticas de rebelión contra la moral/religión, además de los peligros de ceñirse al modelo científico. Lo encuentro completo para ir adentrándose a una filosofía más crítica.

12) Que espacio hay para la revolución en el mundo que estamos viviendo, donde estamos constantemente llenando nuestros cuerpos y mentes de basura voluntariamente, crees que podemos caer más bajo?
Julio: Llenar nuestros cuerpos y mentes de basura voluntariamente es un acto ideológico. Forma parte del cotidiano, la dimensión más concreta en donde se reproducen los patrones del orden establecido. Por desgracia el espacio que otorga este escenario para la revolución es nulo. Al menos por ahora. Si bien se evidencia un centenar de malestares sociales, muchos de ellos radican en demandas, reivindicaciones y críticas liberales. Se defiende y actúa a partir del yo capitalista, el individuo liberal. Corresponde a la tradición burguesa de entender la sociedad. Es difícil, en ese sentido, escapar de esa ideología en un país como este. Ya se ha caído bajo, así opera la sociedad. Dudo que se pueda ahondar aún más. El resto es cosa de escala: pueden provocarse guerras, como las que se están iniciando en medio oriente en este preciso instante, o como la guerra que mantiene el estado Chileno con las comunidades mapuches al sur del país, pero es, finalmente, cosa de magnitudes. Es sólo cosa de escala, por desgracia. La revolución, a mi juicio, exige trabajo. La generación de una conciencia colectiva, gastadora de una comunidad con potencial de acción. Capaz de generar y movilizar procesos de cambios radicales. Esa es la conciencia de clase, a mi juicio.
G: Algo que he aprendido en mi vida es que siempre te puedes sorprender con lo bajo que puede caer la gente, lo cual la mayoría de las veces está supeditado a la repetición de modelos jerárquicos de violencia y control, la telebasura y su necesidad de cegar las ideas de las personas, ya sumisas y atrapadas por una realidad alternativa, pintada linda sobre la mierda y mostrándose a su vez en acciones/respuesta. En cierto modo creo que el primer paso para una Revolución es dejar de administrarse la desinformación de los medios, sea cual fuere, que intente mantenerte temblando, lo cual te permite la acción. El descontento se hace notar en esa falta que está ahí mismo y que no puedes alcanzar (ya sea libertad, opinión, intercambio, generación de espacios, etc), entonces es necesario canalizarlo de una forma unificada pues hoy en día existe una discordancia general frente a varias temáticas, y dentro de esta sociedad Postmodernista marcada por la individualidad se complica el escenario para unificar una idea en común y mantener una convicción en masa.

Llenar nuestros cuerpos y mentes de basura voluntariamente es un acto ideológico. Forma parte del cotidiano, la dimensión más concreta en donde se reproducen los patrones del orden establecido. Por desgracia el espacio que otorga este escenario para la revolución es nulo.

14) ¿Cuál es su discografía hasta ahora?
Tenemos un disco que grabamos hace tres años. El verano del 2013, que aún no ha sido editado. Se supone que en diciembre saldría en cassette. Se llama “No Hay Reacción”

15) Últimas palabras.
Un abrazo para todos quienes vienen apañando desde el comienzo, los amigos de S.A, aquellos que nos escuchan y se motivan con nuestras canciones, etc. Cariño para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *