Tour de Tocatas por Malleus Maleficarum

No estoy en Santiago hace un par de años, y por más tiempo aun no frecuento tocatas locales. Entre el indie, el post rock, la “experimentación” y Algo records, decidí mandar todo al carajo. Esta vez, para ver cómo estamos por casa, me acompañará en mi aventura “Sofista”, un muy buen amigo.

Todo comienza en estudio elefante, el que alguna vez fuera un pirulo recinto de tocatas alternativas, ahora es un sucucho excelente para meter ruido. Partimos con dos cervezas Tecate. Entramos, y vemos el show de Electro Zombies. Ya los había visto en Pasto Seco 1, con varios caños y cervezas en el cuerpo, y me parecieron buenos (pese a no ser adicto al metal). Esta vez, mientras los escuchaba nuevamente, algo no andaba bien, Sofista escuchaba sin impresionarse mayormente y yo recordé que el efecto se logra con una buena dosis de THC. Al poco tiempo de aplicarnos el primero, veo a Sofista cabeceando en una tímida actitud metalera. Ahora sí.

Buenos los Electro zombies, una formación inusual. Dos tercios del grupo mujeres, con un buen manejo de sus instrumentos en particular y del grupo en general. Lo mejor: en ningún momento resaltan el hecho de que son mujeres. Nada de bailecitos ni coquetería. El vocalista bien, viejo crack, leyenda chilensis del rock, pero extremadamente sencillo. Aplica voces de monstruos en algunos temas (ni la más mínima idea del idioma), una pinta media Max Cavalera (no, mascalaverga) pero nada de esa actitud de rockero metalero de mierda (donde abundan los fachos). En términos generales una buena presentación, un sonido absorbente y extremadamente denso (ya vamos en la tercera Tecate).

Comienza Marcel Duchamp. Al poco andar Jko comenta que no han ensayado hace tiempo. Sofista me mira y me dice “falsa modestia”. Comienza Marcel, y no, efectivamente algo andaba mal, al parecer problemas de ecualización (principalmente en la guitarra), nos miramos con Sofista y concluimos que el comentario era honesto. Aun así, la composición de los temas de Marcel es lo más original que se encuentra en la escena: temas con fraseos muy raros, sin estructura. A veces parece que musicalizan sus letras. Notable la composición, se nota el conocimiento de un estilo, su deconstrucción y su rearmado sin ningún sentido lógico. “pero algunas de las cosas que dice Jko son absolutamente refutables”, me dice Sofista, efectivamente es así, pero, a grandes rasgos, no tengo tantas diferencias. El público es una mezcla de Emo-hardcore, punks pulcros, promedio de edad entre 20 y 25.

De repente entró un paco al local y se dio una vuelta y de casualidad puso atención a la letra de una canción de Marcel donde jko dice: “Pinochet tenía razón cuando dijo que estábamos en una guerra”, el paco perplejo, toma el transmisor y dice: “atención central, no hay problemas son de los nuestros”, hace un gesto como vacilando la música y se va.

Ya no quedan Tecates, pero queda punk en el galpón alameda. El local es bueno, lo mismo la amplificación. El público estéticamente es una mezcla entre rapero y hardcore. Se ven más chivos, más calvos y un importante numero de jockeys (70%). Zapatillas Vans abundaban, sobre todo el modelo con una línea blanca al costado (40%). Un tipo porta un logo de la “U” y otro de Colo Colo, conviven sin matarse, juntos pero no revueltos. Eso es bueno, pero sería mejor que no anduvieran con esos signos futboleros de mierda. Una de las bandas, que es relativamente famosa, destaca por un aire medio pije, yo tengo buena opinión de ellos y soy cercano a uno, son más encachaitos, andan más apretaditos y le ponen mas color pa’ tocar. En la primera fila del público, sólo mujeres, es verdad! Sofista me pregunta: “¿Y dónde están los punks?” y justo llega una pareja con mohicanos, o algo similar, y se sientan a nuestro lado. Los veo y los ubicaba por amistades con mi novia, de inmediato comienza la circulación de caños, distintas cepas, son amables estos punkis, yo le digo a uno: “Oye pero estos locos que están tocando son cuicos” me dice que sí, sin importarle mucho. De hecho, su condición social estaba, en cierto sentido, equilibrada hacia abajo, más o menos proletarizada, lo que es bueno.

Los otros grupos eran entre hardcore New York, con aspavientos de rapero gringo medio flaite, saltos, movimientos de manos y un grupo de amigos (el crew) en una esquina vacilando a su grupo. Buen nivel del baterista (el puto doble bombo que nunca aprendí a usar). Toca otra banda, esta vez mas cercana al punk español, con ese carácter chileno que lo hace el tipo de punk mas abundante, del que Mal Gobierno es el representante mas importante (salió verso). A mi eso ya no me gusta. Van tres Escudo y decidimos aumentar la dosis de opiáceos. Los cabeceos de Sofista, esta vez más punketa, me indican que la cosa está bien. ¿Serán los grupos o las finas cepas que un amigo amablemente me regalo?

Penúltima estación, un local en la calle Copiapó. Entramos y estaban tocando los peores de Chile-PERDÓN!- los Revoltosos, viejos crack. Me gusta el rock and roll, por ende, me gusta la banda. Nuevamente los cabeceos de Sofista me indican que él también comulga con el grupo. Un repertorio plano pero efectivo, entretenido. Me reencuentro con varios viejos amigos, un poco híper oxigenados, las mandíbulas algo dislocadas. Mala señal, pero qué más da, son amigos. Comienza la banda Sacramento, 4 o 5 cuerdas, buen grupo, algunos viejos crack y otros jóvenes crack (por fortuna rehabilitados del rock). Suben luego Pirómanos del Ritmo, me acerco a uno de sus vocalistas, es un buen tipo, con la octava o novena cerveza en mi mano le pregunto “oye y de qué se van a disfrazar ahora” con cierta incomodidad, pero amablemente, me da a entender que no se disfrazarán, luego de treinta segundos los veo con máscara de lucha mejicana, me acerco antes de que comience y le digo: “viste que te ibas a disfrazar gueon”, hace un gesto como que no le gustó mucho la talla.

El guitarrista de los revoltosos es el nuevo guitarra de Políticos Muertos, me acerco y le digo “guena, ahora si que eres estrella” me dice: “no porque dices eso” “por que tocas en políticos muertos”. SI, me dice, por dentro lo maldigo (porqué no yo) le deseo suerte pero por dentro lo maldigo nuevamente ¿No necesitarían un baterista nuevo? Me dan ganas de preguntarle, pero en fin, que se joda. Se lo comento a una punki (la que me encontré en el galpón alameda) pero no le presta la menor atención a mi comentario, Sofista que estaba al lado, se caga de la risa y se burla de mí.

Suena el teléfono, en términos etílicos hace un rato que ya estamos en piloto automático, me avisan que hay carrete. Llegamos, pero no queda alcohol. Vamos a buscar por ahí, estamos en un taxi y le preguntamos por alguna mano, el taxista nos dice que es lejos, ¿Dónde?, le preguntamos, en Vivaceta. Mmmm ni cagando. Vemos un boliche nos bajamos del taxi y tenemos mala suerte ya que no nos venden cerveza, subimos a otro taxi le preguntamos por algún lugar y extrañamente nos dice: “Pero es lejos” ¿Dónde?, en Vivaceta, ah ya, es la mano de los taxistas, frescos culiaos. Nos bajamos en un boliche y conseguimos alcohol. EL taxista echa la talla y derepente entre risas nos dice: “Oye pero conozco unos hoteles re buenos”, Sofista y yo quedamos un poco perplejos por el comentario, en mi caso no hería mayormente mi virilidad, pero al igual que como me comentó Sofista, la imagen que el taxista puso en nuestra mente era traumante. Le insinuamos al chofer que qué le parecería la idea de quemar su taxi con el dentro, se rió por la talla, pese a que era en serio.

Llegamos al carrete, algo pasaba, unos subían otros bajaban. Mmmmm, mandíbulas dislocadas, conversaciones frenéticas, algo de emotividad sospechosa en algunos comensales….ese no era nuestro espacio, por lo menos ahora ya no lo es. Entre que reflexionamos sobre lo malo de algunas drogas, aparece un personaje con sus dedos cortados producto de un cogoteo en algún lugar cercano al departamento. Increpo a uno de los invitados, acusándolo de usar lentes sin necesitarlos (era un buen tipo, de todos modos lo gueveo) y decidimos partir. No nos salió barata la gracia.

Igual hay movimiento, no mucha originalidad, pero de todos modos mejor manejo de los instrumentos. La feria DIY parecía feria artesanal, sin embargo, algo marcaba la diferencia, peyote, sí, peyote ¿Porque no? Me pregunto, quizás una mascadita, miro a Sofista y este hace un gesto de asentimiento, pero no, mejor no….aun así la new artesanía reciclable, la comida vegetariana, van bien, ojala, para mi gusto, se abandonara mas aun el jipismo, pero bueno, es lo que hay y va bien.

Las ferias de fanzines, no muy buenas y no captan mucho la atención del público, que definitivamente se interesa más por la música. Veo algunos pasquines, mala calidad de edición y me temo que no muy buenos en contenidos. Veo algunas viejas revistas anarquistas, el duende negro, ese refrito de viejos pasquines, no es un buen signo.

La escena no ha cambiado mucho, por lo menos había tres tocatas el mismo día, lo que es bastante, quizás, podrían haber organizado sólo una con todas las bandas. No sé, es mejor sumar que restar. Pese a todo, los punk, al parecer están en extinción, quizás estéticamente hablando. La pinta hardcore es predominante, lo mismo que en la música. El punk español llegó para quedarse. Qué puedo decir, si también me gustaba a los 15 años. De hecho una de las bandas tocó un cover de la polla récords, que cuando yo era pendejo ya era viejo. Todos lo coreaban. Sería interesante e importante, que los cabros mas jóvenes hagan cosas más originales. Aun así, siempre es bueno ver a viejos amigos (los que aún no van a salsotecas), la pase muy bien y me sentí nuevamente en casa. Pocas miradas feas, besos de judas y sobadas de lomo. Por mi parte difamé, maldecí y pelé todo lo que pude.

La hora y la caña prematura, sumado al silencio de Sofista, son indicadores suficientes de que llegó el tiempo de partir, a tierras lejanas, por un buen tiempo más…………

6 Comentarios

  • cristobal loader dice:

    jajaj esta buena la reseña , nose como se acordo de tanto detalle despues de todos esos caños

  • alpuerto dice:

    están baratas las Tecate?

  • profesor salomon dice:

    las tecates estan baratas en un minimarket chino ( linder) del barrio brazil ..l

  • holas, la verdad que para recordar lo que hice fue escribir lo antes posible, de hecho, no recuerdo mucho. Aun asi, ya tengo el cuerpo medio adaptado al tetra hidro cannabinol y con practica se puede hacer cualquier cosa (salvo que la cepa sea una indica que te mate). lo mismo pasa con la chela, cuando ya tienes la sopaipa media pasá.

    Lo de las tecate la verdad es que no se de donde salieron, las vendian en pasto seco 2, no muy baratas por lo demas.

    salut!

  • Pablo dice:

    Dicen que se viene sangre de mimo 2010…..

    saludos en la distancia Malleus. 🙂

    Sofista perdio su telefono por lo que al parecer fue una gran noche….

  • jko dice:

    jaja, ese episodio del paco es uno de los más raros que han ocurrido. Se fueron no más, les faltó tomarse una Tecate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *