Henry Rollins goes to Santiago

Henry Rollins por Heidi May

Henry Rollins por Heidi May

Nota del editor: Esta columna fue publicada en LA Weekly el 03 de Septiembre del 2015, pedí permiso para publicarla y nadie respondió, así que la publico igual.

———————————————-

El aire es fresco y húmedo. El viento azota las palmeras afuera en del hotel donde estoy sentado en Isla de Pascua, o Rapa Nui, como también le llaman.

Dos días atrás estaba en Santiago, Chile. Venia desde Quito, Ecuador, alrededor de las 07:00 hrs. Llegué al hotel, me tiré a dormir un rato, y salí a recorrer.

Muchos audífonos, pelos teñidos y camisetas de bandas de rock. Una chica de aspecto punk se me cruzó en la calle, a los pocos segundos, corre de vuelta hacia mi y me pregunta: “¿Eres el tipo de Black Flag?”. Le confirmé su sospecha y me abrazo como si fuéramos 2 amigos que no se ven hace mucho tiempo.

Me preguntó que estaba haciendo en Santiago. Le expliqué. Después de la típica foto juntos, me dijo que quería mostrarme un tatuaje, se subió la camiseta por el lado, y me mostró un tatuaje de un tanque que decía “My War” con el logo de Black Flag al lado. Esta chica tenia un poco más de 20 años.

Cada par de cuadras alguien me detenga con cara de asombro “¿Que estas haciendo acá?

Al dia siguiente, salí de nuevo. Miré a través de la ventana de un pequeño negocio cruzando la calle (Nota del editor: Lita nos informó que era “Tienda Dinosaurio” gracias!) y vi un disco de Charles Mingus. La mujer que atendía me preguntó “¿Buscas algo en particular?” Le dije que ella era todo lo que buscaba, que la vida era muy corta para conformarse con menos. Ella se rió.

Le pregunté como se llamaba. En la tienda sonaba un disco muy bueno. Era psicodelia profunda y con guitarras pesadas que me recordaban lo primero de Dead Meadow. Le pregunte que banda era. Chicos De Nazca de Chile, me preguntó si me gustaba. Si!

Saqué mi libreta y empecé a tomar notas. Le pregunté si habían mas bandas chilenas que pudiese mostrarme, Ella puso La Hell Gang. Excelente guitarreo enredado, no puedo esperar para escuchar mas.

Ella me indicó como llegar a una tienda cercana llamada Needle. Nos tomamos una foto juntos con su teléfono, y partí. Siempre me excito cuando voy hacia una tienda de discos.

Unos minutos después, llegué a Needle. Un tipo saca su teléfono y me muestra la foto que recién me había tomado en Tienda Dinosaurio. En un deja vu muy interesante el tipo me pregunta, “¿Buscas algo en especial?”, saqué mi libreta, y le mostré la lista de bandas que había escuchado antes.

Al igual que Tienda Dinosaurio, Needle tenia muy poca música Chilena, pero pude conseguir mas nombres y compré un disco llamado The Psychedelic Schafferson Jetplane de un sello llamado BYM, por Blow Your Mind (Vuela tu cabeza, en inglés). Los chicos de Needle me recomendaron revisar todas las bandas de BYM. Afortunadamente, varios de estos discos tienen ediciones en Estados Unidos a través de sellos como Mexican Summer y Sacred Bones.

Así, por casualidad, salí a caminar, conocí la Tienda Dinosaurio, después Needle, y ahora tengo un montón de nueva música para conocer. Siempre aprendo la misma lección cuando viajo: Sal de tu cuarto, enfrenta la calle, día y noche, todo el tiempo que sea posible, ahí es donde todo pasa.

Siempre aprendo la misma lección cuando viajo: Sal de tu cuarto, enfrenta la calle, día y noche, todo el tiempo que sea posible, ahí es donde todo pasa.

He estado checando los sitios webs de estas bandas, y comprando sus discos online, también he estado buscando otros grupos chilenos, como A Full Cosmic Sound y Los Knock Knocks. Los dos últimos días he estado explorando estos sonidos y con muchas ganas de conocer más. Buscar música es un trabajo que nunca termina y que nunca pasa de moda.

La Isla de Pascua es un lugar muy interesante, por decir lo menos. El agua que te rodea es azul eléctrico y la misma isla llena de volcanes, es uno de los lugares mas remotos habitado por humanos. Aproximadamente 6.000 residentes reciben hasta casi 80.000 visitantes cada año, atraídos por los moai, gigantescas estatuas que están en toda la isla, creando un paisaje que parece sacado de una obra de Dali.

Esta pequeña isla está teniendo problemas con el agua, la basura y una gran dificultad para reciclar. Todo el plástico y metal que no se lleva de vuelta al continente se lleva a los vertederos en la misma isla. El primer dia que estuve ahi encontré uno de los vertederos. Se veía igual a uno acerca del que lei hace un tiempo en un articulo publicado por el museo smithsoniano

Los moai, que me fascinaron desde que era un niño, han sido todos levantados de nuevo. El lugar mas conocido, Ahu Tongariki, que luce 15 moai, fue reconstruido después de que un tsunami los botara. Ahora, unas barras de hierro los mantienen en su lugar.

Lo que los visitantes ven ahora es completamente real e impresionante, fruto de una gran restauración estilo UNESCO. Si los moai hubieran sido dejados como estaban, tirados de espalda mirando al cielo, o de boca al suelo, el atractivo del lugar no hubiera sido tan grande.

Contemplando estos pedazos de historia, pensé en el estado mental de alguien que toma meses para esculpir un moai, o en alguno de los miembros del grupo que movieron estas gigantescas piezas de piedra, a veces por muchos kilómetros, hasta dejarlos en su posición. ¿Cual es tu motivación? ¿Cual es tu concepto de tiempo? ¿Cual es tu idea del futuro? ¿Sueñas con dejar la isla en algún momento? ¿Hacia donde? Para mi, esto es mas interesante que los mismos momia.

Compré 2 botellas de agua. Cuando me termine el agua llevaré las botellas vacías de vuelta al continente.

———————————————-

Nota del editor: Henry Rollins tiene un programa de radio llamado “Fanatic” en KCRW, siempre pone música muy buena, en este capitulo habla de la música a la que se refiere en esta columna.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *