Entrefuego en Concepción: Reunion Tour 2008.

Entrefuego en Concepción, por Grmn, con la cámara de Tomas

Entrefuego en Concepción, por Grmn, con la cámara de Tomas

Cuando me enteré de que Entrefuego se reunía y que iba a tocar un show en Santiago quise pegarme un tajo: No podía viajar a verlos.

Luego, me entero que venían a tocar a Talca, por lo que ya estaba comenzando a juntar las lucas para viajar cuando me entero por internet que hay una fecha en Concepción.
Al final no tuve ni que moverme de mi escritorio y una agradable tarde de domingo partí a un local que no conocía, a ver a dos bandas que no conocía y a otra con la que definitivamente, marque una época dentro de mis recuerdos del hardcore.

Llegue bastante temprano al lugar de la tocata (17:00 hrs, pese a que estaba citada para las 16:30) y como en toda tocata que se precie, media hora después de la hora publicada en el afiche, aun las bandas estaban haciendo prueba de sonido y aun se estaba preparando el local para comenzar con la cosa.

Decidí entrar directamente al bar donde era la tocata porque siendo un viejo de mierda como soy, no conocía a ninguno de los chicos que se agrupaban en la vereda esperando a que el show comenzara, y en ese momento me encuentro con Jero sentado a la entrada del local. Luego del correspondiente saludo, abrazo y breve puesta al día de la vida de ambos, entramos al local mientras Pelluco, Gary y Morris probaban sonido.

A las 6:30, luego de una cerveza en la calle con Pelluco, y (al fin) encontrarme con algunos rostros locales conocidos, entramos al local para comenzar con el show. Habia una pequeña feria de material relacionado al veganismo/vegetarianismo, pero  ademas de que habian hamburguesas de soya que no tuve la oportunidad de probar.

La primera banda en salir fue Tempest, a quienes no había escuchado nunca pero que sabia que algunos de sus integrantes son ex miembros de noviembreonce. Tempest de cierta manera me sorprendió y de cierta manera no. Por un lado, me llamó la atencion un dejo bastante notorio en una de sus canciones al sonido de  Falling Forward, una banda increíble que no fue emulada por muchos por acá. Lo que no me sorprendió fue que la banda sonaba enormemente a Shield y a otras bandas de xDesperate Fightx Records.
Digo que no me sorprendió porque la banda anterior de estos chicos ya sonaba bastante a Shield y de hecho hacían el cover de “The Vampire Song” de estos. Tempest también hizo un cover de Shield: “Anima Annihilation”, también del disco Vampire Songs.
Pese a esto, la banda sonaba bastante afiatada y consiguió convencerme. Bueno, no digamos que voy a salir corriendo la próxima vez que toquen, pero es entretenido de vez en cuando encontrar una banda que suene a Shield… pese a que antes, como noviembreonce ya sonaban asi. ¡Ah! ojo, para quienes tengan oportunidad de verlos… pongan atención en el inicio de uno de sus temas y por favor sáquenme de la duda si solo suena parecido es efectivamente un choreo casi literal del de “Intonation”, de Falling Forward. Pese a esta opinion muy personal, la banda al parecer tiene un grupo de seguidores ya que contó con algunos sing alongs por parte del publico, que comenzaba a entrar en calor para el plato fuerte de la tarde.

Luego de que Tempest terminara su set, sube Entrefuego. Los chicos estaban algo preocupados debido a que estaban sin Charly, que debido a un problema personal tuvo que volver a Santiago rápidamente luego del show que la banda dio en Talca, por lo que solo estaban para tocar Jero, Pelluco, Gary y Morris, lo que no impidió que igualmente dieran un show realmente demoledor, donde el publico se agolpó frente al pequeño escenario del local para gritar, sudar y hacer circle pits con Entrefuego.
Jero comenzó el show comentando sus anteriores visitas a la ciudad con la banda, donde en la primera ocasión, los simios de siempre que creen que el simple hecho de “ser punk” o “ser hardcore” les da un status de luchadores revolucionarios del proletariado y les entrega la facultad de llamar burgueses a cualquiera que piense distinto a ellos, tildaron a la banda de “cuicos”.
En esta ocasión, Jeronimo se sorprendió de la cantidad de gente que se reunió para el show y del ambiente algo mas abierto y tolerante que se respiraba en esta tocata.
Luego de este relato anecdótico sonaron los primeros acordes de “Himnos de Esperanza y Frustración” y el respetable estalló: el mosh se apodero del local y alegremente, parece que ese baile llamado “karate dance”, paso de moda, porque pude llegar al lado del escenario con un yeso en la mano derecha a cuestas sin recibir mayores golpes que los habituales de un show hardcore. De hecho, vi mas cicle pits que karatecas, lo que me da la impresión de que los años en que se hace la distinción entre punk y hardcore están quedando atrás. Incluso Jero dio un par de vueltas en el circle pit antes de comenzar a cantar una de las canciones del set de la banda.
Parecía que no hubiesen pasado los cuatro años que han pasado desde el ultimo show de Entrefuego: pese a la ausencia de Charly, que en momentos se hizo notar fuertemente, la banda dio un show redondo que a todos nos hizo retroceder hasta el año 2001 e incluso se dieron el lujo de tocar un tema de su primer disco, Construyendo Emancipación: el tema “Saboreando Opresión”.
Luego de que Entrefuego cerrara con Sembrar y dejara a la audiencia pidiendo mas, subió la ultima banda de la tarde: Terror Sonoro, una banda que por su formación me recordó a Bikini Kill: 3 chicas y un chico en la batería, pero que tenían un sonido mas cercano al crust que al punk rock grrrl. Canciones rapidísimas y gritadas a dos voces femeninas (debo hacer notar que acá en Conce son harto comunes las bandas con mas de un vocalista… ¿por que será?). Terror Sonoro tenian un sonido quizá, demasiado sucio y crudo para mis refinados oidos. Además, no se porqué, siempre he tenido una aversion media extraña a las bandas donde canta alguien mas aparte del vocalista. Sin embargo, quienes gusten de el punk rapido, agresivo y bien gritoneado… ya saben.

En resumen, un show buenísimo, en un pequeño local, que como le dije a los chicos de Entrefuego al despedirme de ellos para volver al yugo universitario: hizo que volviera a sentirme de 15 años. Un show sin peleas, problemas ni pelotudeces y lo mejor de todo: sin aspirantes a Bruce Lee… ¿que mas se puede pedir?

21 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *