“Prueba de Sonido: Primeras Historias del Rock en Chile” por David Ponce (Ediciones B)

davidponce3No tenia grandes expectativas con este libro ya que ya estaba familiarizado con el “estilo” de David Ponce como periodista del circuito “rock” en Chile, y bueno… el libro es una soberana lata desde un punto de vista “literario”. Si bien contiene muchos datos, mas bien técnicos, carece de una descripción mas apasionada de la época y el contexto que intenta documentar (1950-1984), lo que implica que hay muy poco de “historia” en términos narrativos. Es mas bien una colección de entrevistas , a momentos superficiales y un poco repetitivas.

El libro comienza con un enfoque hacia las primeras “orquestas” que con el advenimiento de Bill Haley y sus Cometas intentaron incorporar canciones “rock” a un repertorio que hasta entonces era mas bien un potpurrí de jazz/swing/mambo/salsa. La orquesta o big band son luego reemplazadas por bandas rock con una formación simple (guitarra electrica, bajo, bateria y voz) y con integrantes mas jóvenes. Ahí es donde bandas como los Beat 4, los Sicodelicos, Los Sonny’s (pre-Florcita Motuda) vienen a convertirse en los exponentes locales del rock de Elvis Presley, los Beatles, Rolling Stones, etc..

Hay datos interesantes con respecto al trabajo con los sellos que presionaban a las bandas locales a hacer covers, tener nombres en Ingles y cantar en Ingles, incluso llegando el extremo de que cuando algunas bandas cantaban canciones en español lo hacían con un acento “gringo”. Un paralelo interesante a la actual escena hardcore y punk de Santiago.

De forma paralela la llamada “invasión británica” post-Elvis, bandas como los Jockers, los Macs, Vidrios Quebrados, Amigos de Maria y Aguaturbia hacen un esfuerzo por escribir canciones propias (en ingles y en español) pero varias dependen mucho de los infaltables covers (Aguaturbia y Amigos de Maria en especial). Con la llegada de la UP y la nacionalización del sello RCA Victor (que fue re-bautizado como IRT) muchos de los músicos comienzan a experimentar mas con su sonido y a cantar y escribir canciones en Español, en parte por la presión ejercida por otros músicos, la popularidad de la Nueva Canción y el gobierno de la UP que busca apoyar el arte mientras este sea relevante a la identidad cultural chilena. Bandas como Los Blops, El Congreso (luego simplemente Congreso), Los Jaivas, Embrujo, Congregación, Frutos del País y Sacros combinan influencias del rock acido y la sicodélia (Hendrix, Jefferson Airplaine, Cream, Pink Floyd, etc.) con elementos de la Nueva Canción Chilena y logran establecer un sonido mas “propio” y con tintes mas locales. Esta es quizás mi etapa preferida de la historia del “rock chileno” y es una pena que los discos “Se Viene…” de Congregación y el homónimo de Sacros hayan sido destruidos antes de siquiera haber tenido difusión al momento del Golpe Militar (existen re-ediciones por sellos europeos en versiones en vinilo y cd pero son bastante caros). Si mas gente escuchara “Se Viene…” se darían cuenta de que el supuesto movimiento freak-folk representado por Devendra Banhart no tiene nada de original ni especial.

Con el golpe de estado del ‘73, muchas de las bandas se disolvieron y sus integrantes se fueron a otros países, a veces re-formando con otro nombre o con una nueva formación. El ambiente de dictadura militar en Chile no era muy amigable hacia la música y el arte, en especial si se considera que habían toques de queda casi a diario lo que limita las posibilidades de hacer eventos/recitales. A pesar de todo, bandas como Los Jaivas y Congreso continuaron y siguen activas hasta el día de hoy, de una forma u otra.

Durante el periodo 73-80 surgen bandas “de barrio” o “periféricas” como Tumulto, Feedback, Sol y Medianoche a la par con bandas “jazz fusión” (Fulano) o de estilo mas “rock progresivo” que en lo personal no me interesan para nada y me parecen mas cercanas al “jazz” que al “rock”. En Europa y los EEUU por lo menos tuvieron la ventaja del advenimiento del punk para ofuscar toda ese rollo “fusión” y “rock progresivo”. En Chile en cambio, los chilenos debieron conformarse con la basura que era considerada “aceptable” por las radios, sellos y televisión bajo la mirada censuradora de la Junta Militar. Gracias a Pinochet, muchos de nosotros crecimos ignorantes de una rica historia cultural pre-1973 y tuvimos que mamarnos a Cinema, Engrupo, Upa!, Viena y las imitaciones Michael Jacksonianas de Juan Antonio Labra. No nos olvidemos a grades valores como Miriam Hernandez y Alberto Plaza, que en este universo macabro son el antecedente directo de Javiera Mena y Gepe .

“Prueba de Sonido” es un buen esfuerzo por documentar algo que parecía destinado al olvido, espero que este libro inspire a algunos de los sellos a re-editar mucho del material aquí mencionado. Chile es un país difícil para artistas/músicos que busquen ser originales y hacer algo propio, las copias y la música “agringada” en cambio son siempre bienvenidas y son una formula casi instantánea para disfrutar de un relativo “éxito” entre una audiencia conformista y temerosa de algo “distinto”.

Lo que mas me da pena sobre este libro es que en verdad Chile no tiene mucho de que “quebrarse” cuando se trata de música. Si bien es cierto que existieron artistas originales y muy influyentes (Victor Jara, Violeta Parra, Blops, Jaivas, Congregacion, etc..), cuando se compara al volumen y calidad de la música salida de países vecinos como Brasil (Caetano Veloso, Os Mutantes, Gilberto Gil, Raulzito e Os Panteras, Jorge Ben, Mercenarias, Ratos de Porao, etc..), Argentina (Gatos, Violadores, Sumo, V8 ) y Perú (los Saicos, Los Yorks, Los Holy’s, Ataque Frontal , Leuzemia, G3) Chile se queda atrás.

Estoy seguro de que tenían que haber existido bandas/artistas haciendo cosas mas interesantes pero los sellos y los medios en Chile simplemente no tenían espacio suficiente para la originalidad. Chile es un país pequeñísimo donde casi todo parece enfocarse en los centros urbanos de Santiago y Valparaíso. Creo que esta de mas recordar que 17 años de dictadura jugaron un rol importante en destruir lo que hasta 1973 era considerado una “cultura chilena” y un sentido de comunidad/cooperación que podría haber existido entre muchos de los músicos, remplazándolas con el individualismo, competencia y la aspiración de parecernos y asimilarnos a los EEUU.

Creo que este libro habría sido mas efectivo si hubiese venido acompañado con un CD de algunas de las canciones de los artistas/bandas que aparecen en el libro por que muchos de esos discos son muy difíciles de encontrar hoy en día lo cual significa que tenemos muy pocas referencias de lo que se estaba haciendo.

A pesar de que el libro puede ser un poco agotador y tal vez se habría beneficiado de un mejor trabajo editorial, es un buen punto de partida para conocer/entender la historia de la música rock en Chile… o mas bien en Santiago y Valparaíso.

23 Comentarios

  • Bruno B. dice:

    Creo que es valorable el trabajo que se dio David Ponce con el libro. Mas alla de que a muchos no les guste el ¨periodismo¨ de Ponce, esta bueno que alguien se haya dado el tiempo de contar un poco de historia sobre el rock chileno. El slogan de GT es PUNK NO ES ROCK, pero dejando eso de lado me gusta el rock y el punk, me gusta mucho leer biografias de grupos punks o no-punks, claro que no pavadas como las historias de Backstreet Boys o Jonas Brothers.

    Pero lo que mas me llama la atencion es lo que dices (cito textual):

    Creo que esta de mas recordar que 17 años de dictadura jugaron un rol importante en destruir lo que hasta 1973 era considerado una “cultura chilena” y un sentido de comunidad/cooperación que podría haber existido entre muchos de los músicos, remplazándolas con el individualismo, competencia y la aspiración de parecernos y asimilarnos a los EEUU.

    Creo que en este momento se viene dando algo parecido en un sector de la ¨escena¨ hardcore y punk en Santiago, y que bueno seria que ayudar a analizar la actual situacion con lo que comenta Discoparlante en su articulo.

  • grmn dice:

    En los Beat 4 tocaba Willy Benítez, para los que no lo conocen, es el “comediante” que se subio a la mala al festival de viña el 85 en protesta porque ese año no habia “humor”. Al final termino en cana.

  • Bruno B. dice:

    Para los que quieren escuchar esas reliquias de las que hablaba Discoparlante, les aviso que las pueden pillar en Soulseek.

  • cruzcandelaria dice:

    la historia del rock chileno…. quien podria escribir la historia del rock chileno?
    teniendo en cuenta que la historia la escriben los triunfadores,
    SEGURO NO NOMBRAN A MALALCHE?

  • disculpate dice:

    Nadie, nunca, recuerda Malalche. Lamentable.

    “No nos olvidemos a grades valores como Miriam Hernandez y Alberto Plaza, que en este universo macabro son el antecedente directo de Javiera Mena y Gepe .” Notable constatacion.

  • cristobal loader dice:

    esta bueno que se haga este tipo de reseñas en germenterror, es importantisimo conocer los contextos en los que se desarrolla la musica.
    es muy triste como la dictadura militar le corto las alas a las pocas cosas interesantes que estaban surgiendo en chile.
    aca les dejo un blog mexicano donde se pueden bajar el increible disco
    de congregacion, y tambien algo de los malisimos de aguaturbia por si a alguien tambien le interesa.

    http://dunkel-inderholle.blogspot.com/search/label/Chile

  • grmn dice:

    aguante Willy Benitez y su tarro.

  • todos los discos se encuentran en

    rockchilenos.blogspot.com

  • Charly dice:

    Entretenida la resenha, me anularon el preconcepto que tenia a raíz de la frase PUNK NO ES ROCK, en fin…

    La verdad es que tuve bastante relación con esa época ochentera de rock por parte paterna y la verdad es que se daba mucho el tema de las bandas “de barrio” como Turbo, Tumulto que tocaban en lugares como Sala Lautaro y locales mas periféricos, por lo general en esos recitales era el mismo público quiénes pedian a las bandas tocar covers de Grand Funk o Deep Purple. Feedback era un poquito anterior y se podria decir que fueron los iniciadores del heavy metal en Chile para algunos inmersos en ese sonido.

    Por otro lado existía Sol y Medianoche y Amapola (no se si se les hace mencion en el libro, no lo he leido) quienes tocaban en lugares más exclusivos y como decían en la época “de Providencia para arriba”. Recuerdo haber estado en un concierto de Sol Medianoche en un lugar bien chico en Providencia el cual estaba lleno y hace un par de años los fuimos a ver a La Reina donde las únicas 3 entradas que se vendieron fueron la de mi hermana, mi padre y yo.

    En fin, buena onda la reseña y sólo no estoy de acuerdo con la comparación de Gepe con Alberto Plaza. Creo que Gepe si bien es cierto no es de mi agrado creo que no posee esa pobreza cultural y chabacanería que el Señor Plaza y la regalona de Lavín Hernández evidentemente desbordan de riqueza.

  • en todo caso fabio salas escribio sobre lo mismo muchos años antes

  • cruzcandelaria dice:

    el parametro estubo de gepe, javiera mena y esas cosas, es bastante acertado, y no me parece de nada gratuito.

  • cruzcandelaria dice:

    COMO RAVACHOL PERO EN BICICLETA, UN RESPETO TREMENDO A EL COMPAÑERO MAURICIO MORALES, QUE HOY YA NO ESTA PERO SEPA USTED SEÑOR CARCELERO,SEÑOR POLICIA, QUE HAY MUCHA GENTE QUE SE LA QUIERE COBRAR Y MAS TEMPRANO QUE TARDE..BOOM Y LA TORTILLA SE VUELA!!!

    OJALA Y TODAS LAS MOCHILAS DE RABIA LLEGUEN A SU DESTINO, EL GESTO MAS HERMOSO.

    MAURICIO MORALES PRESENTE!!!!

  • heavy metal thunder dice:

    la mayoría de las bandas metaleras de los 80 apoyaron al Sí el 88 y a Buchi el 89. me acuerdo que el camarada Perro en su blog tenía unas fotos de un afiche de metal facho. puajjj.

  • Dscprlnt dice:

    bueno el metal y todos sus derivados (metalcore, nu metal, rap-metal) nunca ha sido un punto de atraccion para gente muy “progresista” y abierta de mente… en general siempre ha sido mas sobre “chicas, bebida, drogas, magia, violencia, espadas, enanos y magos” un musica muy escapista y llena de imagenes de fantasias de batallas, maldiciones y sexo con minas con tres pechugas y lengua de serpiente.

    Es cosa de ver el racismo contenido en una cancion como “Rubia de los Ojos Celestes” (aunque en el libro explican que es una referencia a una droga) viniendo de un monton de guachacas morenos chilenos para quienes una rubia natural es como un espejismo, tanto asi, que pal video clip que hizo Tumulto de la cancion la mina es tenhida.

  • heavy metal thunder dice:

    pero ahí es por referencia a una famosa pepa, que por suerte nunca he tenido el gusto de probar.

    no sé si todo el metal…..
    píenso en Blue Oyster Cult…”heavy metal for the thinking man” según decía la crítica inteligente.

  • matias dice:

    Está buena la reseña, sólo que decir que Fulano no te interesa, por muy punk que seas, habla muy mal de ti.
    Creo que Fulano es una de las bandas mas cercanas a lo que se puede llamar “Vanguardia” en los oscuros años de los 80s.

    The Residents tambien es muy punk.

    PD: Según conversaciones que he tenido aún está vigente el mito de que Mike Patton rayó con Fulano mientras tocaba en FNM, y que decidió formar la sobrevalorada banda Mr. Bungle.

  • heavy metal thunder dice:

    Fulano nunca estuvo cerca de la vanguardia rupturista. Estaban influenciados por el jazz fusión más detestable, y apoyaban en actos públicos a la DC (recuerdo que tocaron en un teatro en Irarrazaval apoyando la candidadtura de Gutenberg Martinez), además, era usual que en las tocatas de esa época los saxofonistas hicieran el saludo DC.
    Es cosa de escuchar los vientos y se cacha altiro que están más cerca de los hermanos Brecker y Kenny G. que de Coltrane, Ornette o Ayler.
    Cuando algunos ambientes del Rock in Opposition se interesaron en Fulano ahí salieron los oportunistas patudamente diciendo que afuera se les comparaba con Pere Ubu y Etron Fou leloublan….aonde la vieron.
    Malalche les volaba la raja y nunca se quebraron tanto ni apoyaron a la Concertación.

  • Dscprlnt dice:

    habla mal de mi que no me llame la atencion Fulano?

    Y hablara mal de mi el que tampoco me importen mucho los gustos musicales de Mike Patton? Y que de hecho evito gran parte de las bandas en las que el se involucra por que me molesta su voz ?

    No creo que simplemente por que no me llame la atencion o no me guste cierta banda eso sea un mayor reflejo sobre quien soy como persona… bastante raro y “defensivo” tu comentario.

    Tal vez para ti Fulano sea vanguardia… para mi es jazz rock para adulto fome. Si bien disfruto de algunas cosas medias “de vanguardia” como Faust, Can, This Heat… no soy un super-admirador de Residents tampoco, no por que me crea “punk” o por que me guste el punk, si no que por que simplemente cuando he escuchado sus discos no me “capturan”. Tal vez en unos anhos mas si me gusten, quien sabe. Hace 10 anhos jamas me habria imaginado que a los 30 me iba a gustar tanto el reggae/dub por que antes me cargaba.

    vanguardia my ass

  • Rubia taxi dice:

    La rubia de los ojos celestes es una alusion a las pepas denominadas Catolicas, por estar contenidas en una capsula mitad celeste y blanca.
    Sobre Malalche, demas que le volaba la raja a Fulano

  • heavy metal thunder dice:

    “…a la par con bandas “jazz fusión” (Fulano) o de estilo mas “rock progresivo” que en lo personal no me interesan para nada y me parecen mas cercanas al “jazz” que al “rock”. En Europa y los EEUU por lo menos tuvieron la ventaja del advenimiento del punk para ofuscar toda ese rollo “fusión” y “rock progresivo”.”

    Creo que hay que ver bien que entendemos por jazz y por rock. El estilo al que se refiere Joao creo que tiene muy poco de jazz, es más bien la famosa “fusión”, que se produce cuando el free jazz ya queda casi borrado del mapa (junto con los Black Panthers) y la industria cultural se dedica a promover versiones más soft y superlocas, un pastiche de jazz suave, rock virtuoso y músicas del mundo.

    El punk rock, ya desde los 60, estaba bastante influenciado por el verdadero jazz, y sobre todo por el free jazz…es cosa de recordar a MC5, Velvets y Stooges, Cecil Taylor abriendo para los Yardbirds y varias otras colaboraciones. Además, los discos de Ornette a mediados/fines de los 70 acusan por su parte cierta influencia funk/punk en un resultado bastante interesante.

    Dentro del campo más punketa, es sabido que a fines de los 70 no había una seperación rígida con las bandas más experimentales. Los punks escuchaban a los Residents (que a mi juicio fueron excelentes hasta 1980/82 aprox.), y se experimentaba mucho tanto por influencia del dub reggae como del free jazz y el krautrock: es cosa de recordar a PIL, The Pop Group, Alternative TV y un arguísimo etc.

    De hecho, el punk experimental me parece mucho más audaz y creativo que Fulano, el rock progresivo y fusiones de mierda varias que plagaron nuestro mundo en esa época.

  • ufff dice:

    son unos ignorantes, es muy malo comparar, es muy malo clasificar y criticar a los musicos que se han sacado la cresta por hacer un trabajo digno en este pais que ama lo extranjero.
    no se que se creen, dejen de mirarse el ombligo.
    chao perdedores

  • dscprlnt dice:

    wow, nadie me ha dicho “perdedor” desde que tenia como 15 anhos.

  • pablo alejandro dice:

    De verdad piensas que los violadores fueron mas que los fiskales o los primeros miserables? Si bien en chile no hay solistas a la altura de spineta o charlie de los 70 y 80s bandas como los blops, embrujo y otras sacan la cara de sobra por chile.sumo no fue mas que el mito de su malogrado vocalista. Apicakiento al maximo tu resena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *