Medico Asesinado por Fanatico Religioso

George Tiller

George Tiller


El asesinato del medico George Tiller en Whichita, Kansas a manos de un derechista fanático religioso mientras Tiller atendía misa no me sorprende en lo absoluto. El Dr. Tiller había sido objeto de amenazas, acoso y un atentado previo a manos de activistas anti-aborto por décadas. Su clínica, sus familiares, amigos, empleados y muchos de los negocios que frecuentaba también eran victimas del acoso y protestas por parte de activistas “pro-vida”.

Antes de su muerte, varios comentaristas conservadores de medios de comunicación (Fox News en especial) dedicaron horas y horas a criticar y atacar el trabajo de Tiller tanto en la prensa escrita como la radio y la televisión. Algunos, como Bill O’Reilly incluso llamándolo “Tiller the Baby Killer” e incitando a los opositores de los derechos reproductivos a enfocar su ira hacia su persona.

Lo que muy pocos medios han mencionado en detalles es el tipo de trabajo que hacia el Dr. Tiller y las miles de mujeres a las cuales les salvo la vida. Mujeres que voluntariamente eligieron interrumpir sus embarazos. Tiller era uno de los pocos médicos en el mundo que ofrecen abortos-tardíos para mujeres que lo requerien por riesgos de salud, deformidades del feto, embarazos no deseados (por violaciones, abuso sexual, incesto, etc..). Este tipo de aborto es uno de los mas controversiales por que se realiza cuando el feto ya esta bastante desarrollado y puede ser considerado “viable”. Muchos médicos se niegan a realizar este procedimiento, a pesar de que muchas mujeres lo requieren para sobrevivir o evitar daño irreparable a sus cuerpos. Mujeres de alrededor del mundo viajaban hasta la clínica del Dr. Tiller de forma voluntaria a realizarse este procedimiento.

George Tiller estudio medicina en Kansas entre 1963-67 para luego realizar su practica medico en la U.S. Navy donde sirvió como cirujano hasta 1970. Su plan era abrir una practica dermatológica en Julio de 1970, sin embargo, antes de que pudiera realizar sus planes su padre, madre y hermana fallecieron en un accidente aéreo. Tiller entonces debió regresar a Wichita donde su intención era cerrar la clínica de su padre y luego regresar a la dermatología. Sin embargo, durante su estadía en Wichita sintió la presión de mantener la clínica abierta y continuar el trabajo de su padre quien era uno de los pocos médicos locales que ofrecía abortos. En esos años, y en una estado conservador, el numero de mujeres que habían fallecido por realizarse abortos clandestinos alarmó a Tiller e influenció su decisión a trabajar a favor de los derechos reproductivos de los mujeres.

En una de las muchas conferencias que atendió Tiller durante su carrera una de sus frases mas celebres fue: “el cuerpo de la mujer sabe mejor que el medico si un embarazo es sano o no, el deber del medico es escuchar el cuerpo de la mujer.”

En las respuestas que el mundo conservador y pro-vida ha dado al asesinato del Dr. Tiller, no se leen apologías ni lamentos, si no que mas bien paranoia de que sus causas serán objeto de critica por la violencia que han incitado:

Randall Terry, fundador de Operation Rescue (Operacion Rescate):

“George Tiller era un asesino de masas. Lamentamos que no haya tenido tiempo de preparar su alma para su encuentro con Dios. Estoy mas preocupado de que la administración de Obama usara el asesinato de Tiller para intimidar al movimiento pro-vida para que renunciemos nuestra retórica y acciones mas efectivas. El Aborto es asesinato. Y debemos continuar llamando al aborto por su nombre: asesinato.”

Es curioso que para un activista pro-vida, la vida de un feto que no ha nacido ni desarrollado uso de razón sea mas importante que la vida de un padre de familia y profesional de la salud. Es mas curioso aun que la gran mayoría de los activistas pro-vida no ven ningún conflicto alguno con sus ideas cuando su gobierno bombardea barrios civiles en Irak, Pakistán o Afganistán. Sin embargo, cuando una mujer decide que necesita terminar su embarazo por que no quiere morir, por que no quiere ser la madre del hijo de su violador, por que no tiene los medios ni la salud para ser una madre, por que es demasiado joven para ser madre, el activista pro-vida decide que esta mujer y su medico merecen ser castigados aquí “en la tierra y en el cielo”.

Pero es tan curioso?
Después de todo, el tipo que apretó el gatillo y mato al Dr. Tiller creía que el mundo fue “creado” hace apenas 6000 años atrás (cuando los Sumerios ya habían inventado la cerveza); que Dios es Dios, el Espíritu Santo y Jesús a la vez (en otras palabras, el padre es también un fantasma que se reprodujo espontáneamente en una mujer para venir a la tierra y luego se sacrifico para regresar al cielo); que un libro que compila textos escritos casi 100 años después de los supuestos eventos y que se contradicen entre si, fue dictado por Dios (un ser perfecto y todopoderoso que al parecer es incapaz de escribir una historia con consistencia); y que algún día Jesús volverá a la tierra, destruirá todo y convertirá a sus seguidores en zombies. Y esto es lo mismo que creen billones de personas que viven en la tierra. Estos son tus padres, hermanos, abuelos, primos, vecinos, jefes, conductores de la micro que tomas cada mañana, políticos en el congreso y en la silla ejecutiva.

Necesitamos mas pruebas para darnos cuentas que las religiones son veneno y que lo único que hacen es dar justificación la violencia y el odio entre los seres humanos?

El Dr. Tiller no es el primero ni el ultimo sujeto que será victima del fanatismo religioso, de hecho es el quinto medico asesinado en los EE.UU. por que creía en, reconocía y aplicaba a su practica los derechos reproductivos de las mujeres.

Muchas personas tienen opiniones diversas sobre el aborto pero la verdad es que la gran mayoria de esas opiniones se basan muy poco en hechos y pruebas; y la gran mayoria de las veces, no toman en cuenta el derecho a elegir de las mujeres.

Amen.

5 Comentarios

  • tomás g dice:

    No es primera vez que pasa
    El fanatismo puede tomar diversas formas. Ésta es sólo una de ellas.

  • lobito. dice:

    George Tiller era un fanático de su profesión, quien sabe cuanto gozaba también viendo morir a esos embriones.

  • Nicolás dice:

    Las dos cosas son asesinato y .

  • Dscprlnt dice:

    cuales dos cosas?
    si van a comentar, expliquen bien que quieren decir.

  • Peregrino Peregrino dice:

    Excelente nota Joao, muchas de las mayores atrocidades que vemos en el mundo actualmente están validadas irreprochablemente por la religión, esto es lo mismo que un “terrorista” o alguien que mata en nombre de su dios. Quizas que fechorias mas aberrantes están haciendo las grandes corporaciones farmaceuticas en los Estados Unidos de las que nadie se atreve ni siquiera a hablar.
    Que extraño el comentario de Lobito,es como comentario de un Emo Gótico Depresivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *