EVITAR “DAR PENA” EN LAS FIESTAS DE FIN DE ANHO

Para el com�n de la gente, los �ltimos d�as del a�o est�n cargados de compras navide�as, caos en el metro, compras de pasajes para arrancar de la capital, y sobre todo de esas lindas (?) fiestas o coctels que hacen en la oficina. Los que tienen un trabajo freelance o no trabajan tienen la suerte de ahorrarse estas engorrosas celebraciones. Tuve la (des)gracia de trabajar en una empresa grande ligada a una marca de vinos y tuve que aguantarme durante dos a�os estas asquerosas reuniones donde te hacian jugar a ese vergonzoso juego llamado EL AMIGO SECRETO. Siempre terminaba faltando el dia de la entrega de regalos y me quedaba en casa pensando en lo est�pido que es tener que regalarle algo a alguien que de verdad no te interesa y ponerle caritas buenas y desearles lo mejor para el pr�ximo. Nunca tan c�nico, ustedes saben, en GT somos punx y nos apesta eso.

Es por eso que si tienen la mala suerte de caer en algun tipo de celebraci�n en tu lugar de trabajo durante estas dos �ltimas semanas del a�o, ac� te damos algunas recomendaciones que podr�an servirte para zafar de ellas y/o evitar que hagas cosas que quiz�s despues te arrepentir�s toda tu vida.

1. Bebe la mitad de lo que crees que puedes asimilar sin riesgos, o menos. Hay otros momentos para “chupar” a gusto. Este es un evento de trabajo, y el trabajo nunca se ha relacionado bien con el alcohol.

2. Si empiezas a ver particularmente guapa(o) a alg�n(a) compa�era(o), deja de beber y trata de cambiarte de mesa. �Al�jate! No bailes con ella (o �l) y mucho menos la(o) invites a nada despu�s de la fiesta. (Sobra decir que si la persona que te gusta es de tu mismo sexo, la situaci�n puede complicarse algo m�s).

3. En consistencia con lo anterior, no aceptes invitaciones que no sean en grupo (a veces hasta esas son riesgosas) y procura esquivar a personas que veas repentina y particularmente interesadas en t� (sobre todo si la diferencia de edades es muy marcada y/o se trata de alguien de tu mismo sexo y no compartes esa orientaci�n).

4. No busques la cercan�a con los jefes, porque lucir�s como un oportunista. Tampoco la evites. S�lo “ponte a tiro” y espera con elegancia el momento adecuado.

5. No le digas sus “netas” a nadie. Si dices cosas buenas, es probable que suenes como oportunista y/o lambisc�n -sobre todo si se las dices a un superior- y si dices cosas no buenas, te guardar�n rencor todo el a�o. No es terapia. Mejor c�llate, sonr�e y divi�rtete escuchando las metidas de pata de otros.

6. No abras tu coraz�n. No hagas revelaciones ni confesiones. Si dices cosas buenas, es poco probable que te crean, y si te equivocas tardar�s en lavar las manchas a tu imagen. C�llate, sonr�e y deja que otros hablen de s�.

7. De ning�n modo aproveches el momento para resolver conflictos “en este ambiente de apertura y fraternidad”. Lo mismo se aplica en materia de negociaciones, acuerdos o compromisos. La palabra empe�ada entre ponche y ponche suele tener la misma vigencia que los recursos de la Cenicienta: hasta medianoche.

8. No propongas nuevas estrategias de negocio, mejoras a los procesos ni ideas brillantes. Si de veras es bueno lo que vas a decir, hay otros momentos para hacerlo. En la fiesta te lo van a robar. Y si es una pendejada, vas a atentar contra tu imagen y a servir de diversi�n para alguien m�s.

9. Evita a toda costa tratar de ser “el alma de la fiesta”. Eso nunca funciona y siempre se regresa como un boomerang. No tienes que contar chistes, ni bailar con una copa en la cabeza, ni ser t� quien haga la rifa. Si la reuni�n incluye la actuaci�n de un mariachi, resiste a la tentaci�n de cantar rancheras. Si de plano se impone tu vena vern�cula, canta en grupo y no m�s de dos o tres canciones.

10. No aproveches la ocasi�n para mostrar a tus compa�eros tu “verdadera” personalidad, o esa faceta desconocida de tu alma. Evita revelar a la mujer sensual que llevas dentro, o al poeta, el bailar�n, al pol�tico, o lo que sea. A nadie le importa realmente y s�lo suele servir para diversi�n de los dem�s.

11. No salgas en todas las fotos. Una o dos es m�s que suficiente para que te recuerden en los a�os por venir (si es que a alguien le importa la fiesta en el futuro, cosa poco probable), y si sales en muchas acabar�s pareciendo un(a) arg�endero(a) o, peor a�n, un(a) payaso(a).

12. Si no te gust� el lugar o la organizaci�n de la fiesta, o la comida, gu�rdate de expresarlo durante la fiesta. Si lo haces, parecer�s “amargoso”, soberbio o desagradecido. Ya habr� otros momentos.

13. Si no ganas nada en la rifa, pon buena cara, como si te diera gusto por tus compa�eros m�s afortunados. Si lo que te ganas te parece una porquer�a, pon buena cara, como si te hubiera gustado mucho (ya habr� modo de dar un roperazo).

Visto en: Comunicaci�n en organizaciones

Foto por: Steenface!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *