5 pasos para masturbar bien a tu chica

1.- USTED TAMBIÉN DEBE CONOCER AL ENEMIGO:
Masturbar a tu chica durante el juego previo constituye un importante engranaje dentro de la maquinaria del sexo: hay que saber jugarlo. Para saber cómo se juega un juego, hay que partir por conocer los artulugios a tu disposición; tus manos ya las conoces, pasemos a lo que es meramente la cancha: Si no sabes dónde está lo que se tiene que estimular (léase vulva, vagina, clítoris, punto G, punto A, etc), vas a tener que partir por estudiar. ¿Se ha fijado que la Doctora Polo cada día nos invita a instruirnos? Estoy segura que a esto se refiere. Recomiendo wikipedia (de hecho, acabo de linkear los ítemes del paréntesis anterior).
No, no es nada de bonito, pero el pene tampoco lo es, así que no se concentre en cuestiones estéticas.

2.- COMPRENDER LA IMPORTANCIA DE LA MASTURBACIÓN FEMENINA:
Para nosotras las mujeres, la masturbación es mucho más cotidiano y delicioso de lo que muchas se atreven a confesar. Por razones obvias, las que nos hemos masturbado (y no nos hagamos los locas; somos la mayoría) sabemos exactamente cómo, cuánto, y qué tan intenso nos gusta.
No debe subestimarse (no mijito, nada de touch and go), para nada.
La masturbación como parte del juego previo es importantísimo: cuando está bien hecho, nos ayuda con la lubricación, nos eleva los niveles de placer e incluso nos puede dar orgasmos y eyaculaciones. Nos deja listas para la penetración. Y cuando está muy bien hecho, nos deja dispuestas a cumplir peticiones varias. Y viéndolo bajo esa óptica, aprender a ser el maestro no tendría nada de malo, ¿O no?

3.- TÉCNICA MAESTRA Y ULTILÍSIMA, QUE INCLUSO LE PODRÍA AHORRARSE LAS DOS SIGUIENTES:
Si usted tiene confianza con la chica en cuestión (o ella es lo suficientemente guarra, decida usted) pídale que se masturbe para usted. Fíjese bien en lo que ella hace e posteriormente intente replicarlo. A su chica, le va a encantar que usted logre similitudes con lo que ella hizo, sobretodo considerando que la parte más aburrida de masturbarse sola es que nuestros dedos tienen mucha sensibilidad y a veces una se concentra más en lo que sientes los dedos que en lo que siente el clítoris y sus alrededores. Por esto, cuando somos tocadas por dedos ajenos podemos concentrarnos específicamente dónde nos tocan.

4.- LOS DEDOS, TÉCNICAS INICIADAS:
Acerca de cuántos utilizar, parta con uno. Es importante comenzar tanteando: si no hay lubricación natural en su chica, va a tener que provocarla. Lo bueno es que tiene opciones: A) empezar suave y delicado (y no, no estoy siendo a la antigua, una vez lubricada, puede seguir duro), ahora, si está ansioso, tiene B) Hágase el lindo sacando un lubricante (dulce y agraz: el lado dulce es que hay lubricantes con sabores, que son muy ricos y eso sólo puede conducir a sexo oral, de agraz que si lo saca muy rápido puede herir suceptibilidades), C) mójese el dedo con saliva y continúe (aunque no es tan recomendable; la saliva como lubricante no tiene mucha permanencia ), o D) parta derechamente con sexo oral, lo que nos lleva al punto número:

5.- TÉCNICAS AVANZADAS:
Una vez lubricada la nena, puede empezar a jugar. Las opciones son infinitas. Si estudió los links que dí en el punto 1, entonces sabe de lo que hablo. Juegue a ir probando las posibles combinaciones y sea observador: intente ubicar el punto G (y el A, que de mito nada, ah – juegue con las texturas de las paredes vaginales, así lo encontrará), ponga especial atención a cómo ella se comporta y reacciona frente a sus movimientos, cambios de velocidades, incorporación o sustracción de dedos, exploraciones varias. Se recomienda ir variando entre movimientos largos y cortos; expasivos y sectorizados; rápidos y lentos; caricias intensas y suaves. Van a haber momentos en los que ella reaccione con mayor furia que con otras. En los momentos que ella tenga pinta de no estar disfrutando tanto, vuelva a lo que provocó éxtasis. No recomiendo extender el éxtasis demasiado porque es peligroso, a menos que conozca a su chica y sepa que puede soportarlo. Tampoco recomiendo preguntar más de una vez que cómo está porque eso lo hacen los minos lateros.

Puede aprovechar el momento para varias cosas, como pro ejemplo besarla, hablarle cachondeces al oído, acariciar otras zonas erógenas, o alternar con sexo oral. Recuerde la importancia del factor sorpresa.

Inténtelo usted en casa, buena Suerte.

 

Lee más columnas de Victoria V. en VICTORIA LO EXPLICA TODO

37 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *